Un ictus es una enfermedad cardiovascular que pone en peligro la vida y tiene consecuencias. Como médicos alemanes con experiencia en Mallorca y con consulta en el Puerto de Andratx, es especialmente importante para nosotros dar a nuestros pacientes propensos a sufrir un ictus todo el asesoramiento que necesitan para reconocer esta situación de riesgo vital y reaccionar correctamente. No importa si es para usted o para los miembros de su familia.

A continuación, Allmedica le presenta la información más importante para reconocer un ictus.

¿Qué es exactamente una apoplejía?

Un ictus, también llamado apoplejía o apoplejía cerebral, es un trastorno circulatorio repentino en el cerebro. Está causada por una reducción del flujo sanguíneo o una hemorragia cerebral.
La reducción del flujo sanguíneo es la causa más común (80%). En este caso, un coágulo bloquea el suministro de sangre. Las zonas afectadas del cerebro dejan de recibir suficiente oxígeno, lo que provoca la pérdida de células nerviosas cerebrales en muy poco tiempo.
En el caso de un ictus, se rompe una arteria, que a menudo ya estaba dañada por la hipertensión.
En ambos casos, hay que llamar inmediatamente a un médico de urgencias.

¿Cómo se reconoce una apoplejía?

En nuestra consulta de Allmedica en Puerto de Andratx, siempre aconsejamos a nuestros pacientes de riesgo que escuchen atentamente a su cuerpo y que se tomen en serio las señales de alarma. Al fin y al cabo, un ictus rara vez se produce sin síntomas previos, que pueden aparecer juntos o por separado. Es mejor acudir al médico una vez más que reconocer demasiado tarde una situación que pone en peligro la vida.
Una apoplejía inminente o incipiente se indica de la siguiente manera (varios síntomas juntos o sólo individuales):

– Una parálisis unilateral o falta de fuerza en el brazo/pierna sin razón, las comisuras de la boca caen
– Un entumecimiento unilateral (sensación de hormigueo en los brazos, las piernas, la cara)
– Deterioro de la visión y del habla
– Deterioro de la comprensión (la persona no responde correctamente a las instrucciones)
– Trastornos de la expresión (la persona afectada no puede expresarse)
– Mareos e incluso incapacidad para caminar
– Dolores de cabeza

Los síntomas que se producen dependen de las zonas del cerebro afectadas. Sin embargo, es típico de un ictus que los signos aparezcan repentinamente sin ninguna razón reconocible.

A diferencia de un infarto de miocardio, un ictus NO va acompañado de dolor.

Las personas afectadas o sus familiares deben llamar inmediatamente a un médico de urgencias si experimentan los síntomas mencionados. En caso de ictus, es importante perder el menor tiempo posible, ya que cada minuto sin oxígeno mueren más zonas del cerebro.

Como médicos en el Puerto de Andratx, prestamos los primeros auxilios en estos casos y trasladamos inmediatamente al paciente a una clínica especial. Allí se comprueban las regiones del cerebro y las arterias con TAC (tomografía computarizada) o RMN (resonancia magnética). Si se confirma la sospecha de un ictus, se administran medicamentos por infusión en la sangre para disolver el coágulo. En el caso de coágulos más grandes, se insertan catéteres para la aspiración.

Una vez estabilizado el paciente, se lleva a cabo la rehabilitación, durante la cual se recuperan las capacidades afectadas en la medida de lo posible, dependiendo de la gravedad del ictus.

¿Tiene alguna otra pregunta sobre el tema “Reconocer un ictus”? Entonces pida cita en nuestra consulta médica Allmedica en Puerto de Andratx. Como médicos alemanes, le asesoraremos en su idioma y seremos el primer punto de contacto en caso de emergencia.