En el caso de la trombosis, un coágulo de sangre provoca una oclusión vascular, que puede ser mortal. Como médicos alemanes con experiencia en Mallorca y con consulta en el Puerto de Andratx, es especialmente importante para nosotros informar a nuestros pacientes con riesgo de trombosis sobre las señales de advertencia y prevenir así una afección potencialmente mortal.

A continuación, Allmedica presenta los puntos más importantes sobre el reconocimiento de la trombosis.

¿Qué es exactamente una trombosis?

La trombosis es la formación de un coágulo de sangre, el llamado trombo, que bloquea la vena afectada. En consecuencia, puede provocar dolor o incluso situaciones de riesgo para la vida si el trombo se desplaza y provoca una embolia en los pulmones, por ejemplo, o un ictus en el cerebro.

Para entender cómo se forma un coágulo de sangre, hay que saber cómo funciona la coagulación de la sangre. Cuando se produce una lesión, las plaquetas que circulan por la sangre (trombocitos) se adhieren a la parte lesionada del vaso y forman un coágulo que detiene la hemorragia. A su vez, una proteína especial ancla el coágulo a la zona lesionada. Si estos tapones se desprenden de nuevo, pueden bloquear las venas y provocar una trombosis. Pero no siempre se producen situaciones de riesgo para la vida. Los coágulos suelen disolverse por sí solos y no causan ningún daño al organismo.

Sin embargo, los coágulos de sangre en las venas de las piernas suelen ser responsables de un curso maligno y deben ser tratados a tiempo.

¿Qué favorece la aparición de trombos?

Después de las operaciones importantes, aumenta la tendencia a la formación de coágulos. Por este motivo, las inyecciones contra la trombosis se administran como precaución. La sangre que fluye lentamente debido a largos periodos de inactividad (por ejemplo, después de una fractura) también supone un riesgo. Lo mismo ocurre con los daños en el interior de los vasos, donde pueden acumularse las plaquetas (por ejemplo, la arteriosclerosis), las enfermedades congénitas en las que se producen más plaquetas de lo normal y el uso de determinados medicamentos.

Pero el aumento de la edad (a partir de los 60 años), la predisposición, la debilidad del corazón, el sobrepeso, la toma de hormonas, las varices pronunciadas, el tabaquismo, el embarazo y los viajes frecuentes con largos periodos sentados también favorecen el desarrollo de la trombosis.

¿Cómo se reconoce una trombosis?

La trombosis puede producirse en todos los vasos, pero es potencialmente más peligrosa en las venas de las piernas.

Los coágulos más pequeños suelen disolverse por sí solos, pero los más grandes pueden obstruir el flujo sanguíneo y causar dolor e hinchazón.

Si experimenta repetidamente un dolor intenso e inexplicable en la pierna, sus piernas se hinchan, se calientan de forma variable, siente una sensación de calor en las piernas, una pierna incluso se vuelve azulada o tiene un dolor intenso al caminar, debe visitar inmediatamente a nuestros médicos de la consulta de Allmedica en el Puerto de Andratx.

¿Cómo se previene la trombosis?

En nuestra consulta médica de Allmedica en Mallorca, trabajamos con nuestros pacientes para averiguar qué estilo de vida y qué terapias son las que mejor conducen a una mejora. Un plan bien diseñado, además de la administración de medicamentos y el uso de medias de compresión (que a menudo se considera una molestia), puede mejorar la calidad de vida de forma sorprendente y reducir el riesgo.

¿Sospecha que tiene riesgo de trombosis o ya ha experimentado uno o más de los síntomas mencionados? Entonces, tómese la situación en serio y pida una cita en nuestra consulta. Nuestros experimentados médicos aclararán las causas y, tras el diagnóstico, elaborarán un plan conjunto para evitar una situación de riesgo vital.